miércoles, 13 de junio de 2007

NO HAY DIOS QUE QUIERA SERLO A ESTE PRECIO


DIARIO EL MUNDO.

RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN
La ONU acusa a Israel de violar las 'reglas fundamentales del derecho humanitario'
También denuncia que el Gobierno utiliza una fuerza excesiva y desproporcionada
AGENCIA EFE
GINEBRA.- El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos, John Dugard, ha acusado a Israel de violar las "reglas más fundamentales" del derecho humanitario con sus ataques a esos territorios.
Dugard ha afirmado que Israel ha violado "las reglas más fundamentales del derecho internacional humanitario al atacar objetivos civiles, extender el terror entre la población civil y destruir propiedad sin que se justifique por necesidad militar en los territorios palestinos".
En la presentación por escrito de su informe ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, reunido en Ginebra hasta el próximo 18 de junio, el relator especial acusa también al Gobierno israelí de utilizar "la fuerza excesiva y desproporcionada".
Una versión preliminar de ese documento fue divulgada el pasado marzo en Ginebra.
El CDH encargó a Dugard en julio de 2006 cumplir una misión especial de investigación en la franja de Gaza y Cisjordania para examinar las consecuencias en la población de esos territorios de las incursiones armadas por parte de las fuerzas israelíes.
Sin embargo, Dugard no pudo cumplir ese mandato concreto ante la falta de respuesta de las autoridades de Tel Aviv, pero si visitó esos territorios como parte de su misión original de evaluar la situación global de los derechos humanos.
El relator, quien no ha podido viajar a Ginebra para presentar personalmente su informe debido a problemas de salud, se refiere concretamente a los ataques israelíes contra la localidad de Beit Hanun (norte de Gaza) en noviembre de 2006, en la que afirma que murieron "82 palestinos y más de 260 fueron heridos".
Señala que tras haber visitado a la familia cuya vivienda en Beit Hanun fue blanco de la artillería, en un acto que el 8 de noviembre de 2006 causó 22 muertos y 55 heridos, cree que "hay razones para dudar de que ese bombardeo fue el resultado de un error técnico, como sostiene Israel".
"Parece claro que los tiros de artillería indiscriminados contra barrios civiles sin aparente objetivo militar constituyen un crimen de guerra", señala el experto de la ONU en su informe, aunque aclara que "no intenta pronunciarse de manera definitiva" sobre si se trató o no de una equivocación.
Crisis humanitaria
Tras los hechos de Beit Hanun, el CDH aprobó la creación de una comisión de investigación encabezada por el premio Nobel de la Paz, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, que no tuvo la autorización de Israel para realizar una visita al lugar de los hechos.
Tel Aviv no expidió a los miembros de ese grupo el visado que requerían para llegar hasta Jerusalén.
Por otra parte, el informe de Dugard también examina de manera general la "crisis humanitaria creada por el sitio de Gaza y la acción militar israelí", que han provocado que el "70% del potencial de fuerza de trabajo en Gaza se encuentre desocupado y sin salario", mientras que "el 80% de la población vive por debajo de la línea oficial de la pobreza".
Asimismo, hace referencia a las consecuencias de las operaciones militares israelíes denominadas 'Lluvia de Verano' y 'Nubes de Otoño', registradas entre fines de junio y noviembre del año pasado, en las que el relator afirma que murieron "400 palestinos y alrededor de 1.500 fueron heridos en 364 incursiones militares".
Esas acciones estuvieron acompañadas de persistente fuego de artillería y ataques de misiles aire-tierra", en tanto que "misiles, obuses y máquinas excavadoras destruyeron casas, escuelas, hospitales, mezquitas, terrenos agrícolas, edificios públicos, puentes, conductos de agua y redes de saneamiento", sostiene el relator.
La defensa del embajador israelí
Por su parte, el embajador de Israel ante la ONU, Yitzak Levanon, ha indicado ante el CDH que ese órgano "está cautivo de una agenda politizada por unos cuantos estados", al tiempo que ha señalado que "más de 3.000 cohetes han sido lanzados contra Israel desde la retirada de Gaza, y en su mayoría lo fueron desde Beit Hanun".
Levanon, que ha agregado que el Gobierno israelí "ya se ha disculpado por esa tragedia, ha criticado al CDH por no haber abordado otros asuntos que afectan a la región, entre los que indicó los "600 muertos" habidos como consecuencia de los enfrentamientos entre los mismos palestinos.
"Encontrar una solución al problema israelo-palestino sólo puede hacerse en una mesa de negociaciones y a ello no ayudan las resoluciones del CDH que son desequilibradas y sólo acusan a una de las partes", ha afirmado el diplomático israelí.