miércoles, 6 de junio de 2007

RIAÑO Y MEDIO AMBIENTE


RIAÑO Y LA CONSEJERIA DE MEDIO AMBIENTE CONDENADOS A ENTENDERSE

Riaño necesita al Parque y este necesita a Riaño.

Que las relaciones entre ambos no son buenas, en realidad son casi inexistentes, es una realidad tangible, y que con ello Riaño tiene más que perder que ganar es una realidad incuestionable. El trabajo que ha llevado a cabo el Parque con la introducción de la cabra montés en nuestros parajes ha supuesto todo un exito, para el Parque y para Riaño, que ha visto como sus ingresos en concepto de explotación de la caza han aumentado. Sin embargo pese a estos éxitos las relaciones entre el Ayuntamiento y el Parque Regional están rotas, siendo el desencadenante de esta rotura los pastos de Anciles.

Recordaremos que el acuerdo alcanzado entre Ayuntamiento y Consejeria de Medio Ambiente, contemplaba que el Ayuntamiento ingresaría 12.000 euros anuales y se determinaba en 55 el número de cabezas de ganado que podrían pastar en dichos terrenos, estimándose en 150.000 los ingresos provenientes de la caza.

El Ayuntamiento Riañes no respeta el convenio firmado según la Junta de Castilla-León, mientras este anuncia que es Medio Ambiente quien lo incumple, en esta tesitura en el pleno municipal de 18 de abril del 2005, la corporación exige la entrada de más reses en los pastos de Anciles para su conservación, a la vez que se reprocha a la Consejería de Medio Ambiente que no informe al consistorio previamente de las pistas que se pretenden llevar a cabo por Medio Ambiente.

La escalada de desencuentros da un paso más a primeros de diciembre del 2005, cuando el Ayuntamiento decide utilizar una finca que el mismo consistorio había cedido a la Consejeria de Medio Ambiente en 1999, siete años sin edificar ni manifestar intención de hacerlo. El PP presentó una moción en el pleno en la que exige al Ayuntamiento que recalifique la parcela en la que se encuentra el parque infantil y la caseta de turismo a fin de que pase a ser suelo verde y así garantizar la continuidad de esta zona recreativa para los niños que puso en marcha la Junta Vecinal.

Llegado a este punto el 3 de marzo del 2006 el pleno del Ayuntamiento exige debatir de nuevo el acuerdo alcanzado, Medio Ambiente, además de negarse a esta petición, denuncia que el ganado invade y causa destrozos en el espacio dedicado al proyecto de reintroducción de la cabra montés. Las posturas hablaban por si solas: para el Alcalde, Luís Ignacio González, el convenio permite la entrada de ganado y lo que debe hacer Medio Ambiente es cumplirlo dejando entrar 55 cabezas de ganado autorizadas. José Alonso del PP, preciso entonces que, ganaderia y caza son compatibles. Para el concejal independiente, Berto García, "hay un claro enfrentamiento entre el Alcalde y los representantes de la Consejeria de Medio Ambiente. La Junta de Castilla-León denunció ya en agosto el incumplimiento del contrato y no se ha hecho nada. Ahora lo que nos piden es si queremos que Anciles sea para pastos o para caza".

Ante las presiones de la Administración en abril del 2006 el Ayuntamiento y la Junta Vecinal de Riaño acuerdan conjuntamente exigir a los ganaderos con reses de equino que abandonen los pastos pertenecientes a estas administraciones y a su vez salgan del paraje de Anciles.

El debate suscitado en este pleno de abril deja a las claras la importancia de los pastos de Anciles para este Ayuntamiento, prioridad a los ingresos de la caza, ya que tanto para el Ayuntamiento como para la Junta Vecinal, la caza representa la base de sus ingresos, además de la incidencia que esta tiene en lo que respecta a los negocios de hostelería.

En julio del 2006 la Consejería de Medio Ambiente deniega de nuevo el aprovechamiento de los terrenos para el ganado, permiso solicitado de nuevo por la corporación. El episodio además de refrendar las declaraciones del Concejal independiente Berto García, ya mencionadas al respecto de las relaciones Alcalde-Medio Ambiente, abre aun más la polemica y es el PP quien en pleno manifiesta su disconformidad, " no es razonable que el Ayuntamiento, a espaldas de nuestro grupo hay hecho una solicitud», José Alonso su portavoz, incidió en que lo que hay que hacer es buscar una solución y no un enfrentamiento con Medio Ambiente".

Tampoco la posición de la Administración parece la más correcta, es perfectamente entendible la defensa de los acuerdos alcanzados, pero el castigo inversionista a que se somete a este Ayuntamiento parece a todas luces desmesurado y desproporcionado ya que perjudica al conjunto de pueblos y gentes que intentan sobrevivir en un medio con tanta limitación.

Esperemos que con la nueva corporación, surgida de las elecciones recientemente celebradas, las partes implicadas se sienten en la mesa y se debata y se solucione un tema que ya lleva mucho tiempo coleando y que es muy importante para el conjunto del municipio riañes. Los pastos, la cabra montés y la asignación de una nueva parcela para la construcción de un edificio de servicios medioambientales son temas a tratar en esta, esperemos, proxima reunión.

Miguel A. Valladares Álvarez.

Fuentes: Diario de León.